Archive for 31 julio 2007

Ratatouille. Muere por ser chef

julio 31, 2007

comenta IVONNE CHIROQUE

Conseguir que se cumplan nuestros sueños es difícil, y más aún si se es una rata…

Este es precisamente el tema que ilustran los gigantes de los estudios animados Pixar y Disney en su última entrega titulada Ratotuille, la cual narra las aventuras de Remy, una rata callejera de París, quien cansada de vivir como tal, decide cumplir su más anhelado sueño, convertirse en un gran chef, aunque ello le signifique morir en el intento.

Remy, el protagonista, se presenta ante nosotros como una rata ambiciosa y algo exquisita, que no sólo está disconforme con ser una rata, sino también con el hecho de tener que comportarse como tal, pues no solo no le gusta comer la basura que comen las demás, sino que prefiere la comida de calidad, y es más, quiere cocinarla, crearla. Y aunque tenga el talento para hacerlo, sabe que esto no le basta, debe arriesgarse y confiar en aquel que toda su especie considera el enemigo natural: el ser humano. Es así que motivado por las palabras de su ídolo, el gran chef Gusteau, deja la tranquilidad que le proporciona su familia y su vida de rata, para tomar las riendas de su destino y, como él mismo menciona, poder dejar su huella en el mundo.

Aunque para algunos, esta cinta recurra al argumento típico del animal que posee una habilidad exclusiva de los seres humanos, en el desenlace, Ratatouille logra excluirse del conjunto de las películas que también han desarrollado este tema. Pues se ha hecho común que el protagonista, es decir, el excepcional animalito, logre la aceptación de las personas que conocen de su existencia, quienes a la vez celebran con gran agrado su peculiar destreza. Dicha aceptación le es negada a Remy, por el hecho de ser una rata, -y que esta de más decir- el animal más repudiado por los humanos.

De esta manera, el desenlace logra librar a esta cinta de los clichés que nos tienen acostumbrados las películas de animales extraordinarios. Y no sólo eso, el nivel de complejidad que se le ha dado al personaje de Remy, diferencia notablemente a Ratatouille de otras realizaciones similares, donde el susodicho animal no es más que eso, un simple animal.

Atribuir que tal efecto de complejidad fue conseguido únicamente por la animación de Pixar, resultaría mezquino. Sin la elaboración de un buen guión, esta cinta sería solo una versión en 3D o una película más con ese tema, como las sugeridas anteriormente.

Cuántas veces son los seres, menos afortunados – y no estoy hablando de ratas- quienes con su dedicación logran salir adelante a pesar de los obstáculos que se les presente. Es esa persistencia al cambio, el no conformarse con lo que uno tiene y carece, lo que nos enseña Remy en Ratatouille. Actitud que deberíamos recobrar en esta época, donde el conformismo se ha convertido en todo un modelo de vida.

Blogalaxia Tags:
Anuncios

Los Simpson: ¡Ouch, chocaste con los fans!

julio 30, 2007

comenta MAXI SÁNCHEZ

Más de 18 largos años se tuvo que esperar para que, Los Simpson, serie animada que satiriza a la sociedad estadounidense, por fin pinte de amarillo la pantalla grande. Apareció en nuestras salas de cine, haciendo hincapié en un tema bastante de moda e irónicamente ignorado: La contaminación ambiental.

La película apostó por el mismo formato que usa la televisión, el 2D, poco usado actualmente, dado el vertiginoso auge del 3D para las películas animadas. Con el llamativo spot de “una película se atreve a ser fea. Los Simpson, en 2D”, se libra magistralmente de la moda que han impuesto grandes empresas como la Dreamwoks y Pixar.

En los 87 minutos que dura el film, se puede notar claramente que – como lo prometió Matt Groening (su creador), meses atrás – no se trata de un capítulo prolongado de la serie, si no que se busca aprovechar al máximo el formato del cine. Es más, hasta se intenta crear nuevas realidades, de presentar nuevas circunstancias y modificar (sin mucho éxito) las actitudes de algunos personajes (convierte a Bart en un ñoño borrachín, y Burns no asume el rol de “malo principal”, como se hubiera esperado), todo ello mezclado con algunos estereotipos prefijados en la serie (gags). Es por ello que, por ratos hace soltar carcajadas a más no poder y a veces se piense que “ya se ha visto”.

La trama hace uso de la muletilla de que Homero causa un desajuste en Springfield y nadie más que él puede arreglarlo, para “salvar” a su ciudad y unir a su familia, que, por supuesto, el mismo ha dividido, en ecologistas que van contracorriente (Lisa), un Bart con problemas que no le asientan nada bien y una resignada Marge, que toma decisiones inimaginables para la serie.

El tema de fondo es la contaminación, que sirvió no sólo para darle algo de participación a Lisa, sino también para criticar al Gobierno, al que califica de inepto, improvisado y corrupto. Ello también le sirve para arremeter con todo -pero de manera forzada- contra la religión, específicamente contra el Cristianismo moralista, imperante en ese país.

En todo caso, al seguidor de la serie le quedará ese pequeño sinsabor de que algo le faltó; pues se hizo una mezcolanza de parodias a películas, que hacían parecer a una versión animada de Scary Movie. Le prestaron más atención a burlarse de Resident Evil, Titanic, Spiderman o Harry Potter, olvidándose un poco de que ellos ya han sobrepasado la barrera del tiempo, manteniéndose hasta ahora en la televisión y, más aún, en horario estelar.

La trama es poco creativa y la sucesión de la misma es bastante mezquina. Algunos personajes si tienen suerte dicen una sola frase en toda la película y algunos ni eso, solo se les ve como personajes terciarios en una escena de desesperación de un ”sálvese quien pueda”. Digo terciarios por que el único “actor” secundario es Ned Flanders.

El único personaje que mantiene su libreto original es Maggie, aunque al final termina haciendo del gran suceso de su primera palabra (frente a un público) un anuncio comercial que amenaza con una “secuela”.

“Los Simpson, la película”, es hilarante a más no poder. Es cierto que se pueda haber herido la susceptibilidad de una multitud innumerable de fanáticos de la serie, pero nadie podrá salir de las salas de cine diciendo que no se ha reído a gusto.

Blogalaxia Tags:

La Gran Sangre: Función de Prensa

julio 28, 2007

Noticia

Gratamente aplaudida, resultó la esperada película de super-acción, “La Gran Sangre”, en la función de prensa realizada el jueves 26, en el UVK de Larcomar, en Miraflores.

Culminada la presentación de la película, el elenco de actores y realizadores, brindó una conferencia de prensa, en la que el más solicitado por los medios (y por los fanáticos), fue Aldo Miyashiro, guionista y protagonista de la película basada en la serie de televisión que fue un fenómeno en teleaudiencia en el Perú.

Era de esperarse que el film sea bien recibido, pues se aprovechó las cercanías a Fiestas Patrias para lanzarla. No sólo ello, pues el contenido también inunda la pantalla con mensajes de íntegración nacional.

Haciendo referencia al respecto, Carlos Alcántara, quien personifica al Dragón, líder de La Gran Sangre, en la película, dijo:

Buscamos mostrar ese Perú que muchos no quieren ver(refiriéndo a los nativos de comunidades de la selva, que tienen participación en el film), que ellos también son peruanos y que juntos podemos lograr muchas cosas buenas.

La Gran Sangre, la película, se estrenará a nivel nacional el 1 de agosto. A apoyar esta superprducción nacional, dirigida por Javier Carmona, que trae efectos visuales nunca antes vistas en nuestras salas de cine.

Quinto hechizo: Harry Potter y La orden del Fénix

julio 26, 2007

comenta CONNY CAMPOS

Una profecía guardada celosamente y los conflictos que alberga un joven hechicero se convirtieron en la pócima, que estimuló a sus adeptos, a la lectura de las casi 900 páginas que comprende su quinta aventura literaria. Y se convirtieron, por ende, en el motor de su homónima versión cinematográfica, “Harry Potter y la Orden del Fénix”.

Desde hace una década, los seguidores del aprendiz de mago hilvanan, página a página, el universo mágico creado por J.K. Rowling. Y ahora, nuevamente, tienen la oportunidad de ver, en pantalla grande, aquellas escenas que recrearon a través de fotogramas imaginarios.

La última vez que visitamos Hogwarts fue de la mano de Mike Newell, quien nos introdujo en un laberinto literal y otro de emociones. Mientras que en esta reciente entrega, se esperaba que el incipiente David Yates mantuviese la fuerza y la dosis dramática, que imprimió Alfonso Cuarón en “Harry Potter y el prisionero de Azkaban”, las cuales son requeridas en la historia para desligarse de una mera trama infantil, que nos remite a Chris Columbus, director del filme inicial.

Sin embargo, Yates no consiguió mostrar con éxito la maduración de aquel Harry de papel y tinta que sostiene una lucha interna seducido por el lado oscuro. Pues la interpretación de Daniel Radcliffe, quien tras su quinto rodaje como “el niño que vivió”, aunque profundiza -sin muchas luces- en su tránsito hacia el ahora adolescente Harry; no alcanza una evolución destacable en su personaje. Al igual que en la versión literaria, Potter se debate entre la luz y la oscuridad, ya que Voldemort ha invadido su mente, con la intención de hallar la profecía que alguna vez hizo Sybill Trelawney.

Ello se contrarresta con la caracterización de una villana poco convencional, encarnada en una sutil y, a la vez, rastrera Ilmelda Staunton, que desempeña el cargo -ridículamente estricto- de la Gran Inquisidora de Hogwarts, Dolores Umbridge. Mientras que Helena Bonham Carter, estremece lanzando risotadas como la mortífaga Bellatrix Lestrange, acrecentando la incertidumbre en las últimas escenas. Y, entre las más jóvenes incorporaciones, la novata Evanna Lynch, resulta un verdadero acierto, como la enigmática y soñadora Luna Lovegood, aún sin poseer formación previa en este rubro.

En este sentido, el mérito de su realizador recae en aquello estrictamente visual, lo que resulta nada desalentador para quien se ha distinguido por haberse forjado en el campo televisivo. Pero aquel mérito, se opaca con una estructura gastada, cuyo guión carece de matices y da pie a demasiadas subtramas que no alcanzan su desarrollo.

No obstante, la adaptación de Michael Goldenberg logra algo casi utópico, condensar la vasta extensión del libro. Y para tales efectos elude –erróneamente- subtramas como la complicidad manifiesta entre Harry y su padrino Sirius Black, el primer amor de Harry, la intensa conversación entre Harry y Dumbledore que se recorta sin reparo, así como el sacrificio que supone la intervención de personajes relevantes, entre ellos Ron y Hermione, que se reducen a simples acompañantes.

A pesar de un guión deficiente -acompañado de la banda sonora de Nicholas Hooper-, David Yates, nos envuelve en una narrativa visual galopante, nos sumerge en escenarios, que evocan y enfatizan los estados anímicos del trío protagonista y que -sobre todo- busca exteriorizar el conflicto emocional del joven Potter, cuya vulnerabilidad lo aproxima a sus fervientes seguidores, haciéndolo más humano.

Acá con ustedes el Tercer Trailer del film:

Blogalaxia Tags:

En buena ola: Los 4 Fantásticos y Silver Surfer

julio 19, 2007

comenta VÍCTOR MIGUEL SAENZ

Quien haya ido a ver la primera entrega de la saga de los 4 Fantásticos, en el 2005, debe haber estado más o menos de acuerdo conmigo en que se trató de un fiasco en cuanto a expectativas de superproducción que de esa película se tenían, pero simpática –a ratos- si se le ve como divertimento de fin de semana y nada más. Es decir, que uno no podía ni debía ser realmente exigente en cuanto a lo que el filme ofrecía. Los 4 Fantásticos y Silver Surfer (Tim Story, 2007) es, en ese sentido, muy superior.

Y no es que se trate de una superproducción que cumpla con todas las de la ley. Entiéndase que no puede competir, nada más en términos comerciales, con Harry Potter o El Hombre Araña, por ejemplo. Y siendo, como es, una producción de millones de dólares invertidos no sólo en su país sino en todo el mundo, tiene esa obligación de redituar económicamente en términos de escándalo: ejércitos de fans, mercancía derivada con volúmenes de venta asegurada que supere los miles de millones de dólares, etc.; en fin casi, casi lo mismo que deben mover en dinero las grandes instituciones religiosas.

No es que queramos darle una valoración ética al cine hollywoodense. Simplemente definimos su propósito en función a su escala global como actividad comercial.

Pues bien, decíamos que esta nueva entrega de los 4 Fantásticos es muy superior a la primera; y ello porque explota mejor los puntos fuertes de ésta, aquellos que nos hacen decir que la del 2005 era simpática.

Hay mejores efectos visuales, más escenas de humor, menos inocentes dicho sea de paso, y siempre basadas en la relación entre los personajes. De hecho esto último, la relación entre los personajes (en buena cuenta la química entre los actores que se deja traslucir en su interpretación, en el desarrollo de estas relaciones), es lo más destacable.

No son tan importantes las intenciones, los motivos que empujan a los personajes a hacer lo que hacen. Lo es el modo en que lo hacen; la forma en como, además, la presencia de sus compañeros, sus riñas, sus conflictos personales, sus estados de humor, afectan su manera de actuar y responder.

Las actuaciones no son particularmente notables (decir que cumplen es suficiente, y Jessica Alba es un cero a la izquierda en interpretación, su belleza debe ser suficiente motivo para que aparezca), pero el manejo de la psicología de grupo y las interrelaciones entre los protagonistas es digno de una venia.

Ahora, eso no hace que la película no tenga puntos flacos, y los tiene. La relación de Dr. Doom con el resto de personajes se sumaba a los puntos fuertes en el primer largometraje, y esto porque mostraba una historia común, detallaba un perfil del personaje, y le daba motivación. Acabamos de expresar que la motivación no es lo más importante aquí; sin embargo es de notarse que el indicar una intención, un propósito, le da un “norte” a su modo de actuar, y eso sí que es cuando menos necesario.

La presencia de Silver Surfer, en ese sentido, adolece de una motivación clara a en la mayor parte de la narración, y aunque eso puede darle una cuota de misterio, lo que en definitiva suma a la hora de sacar cuentas, dicho misterio tiene que resolverse sobre el final o quedar en el aire para dejar al público con ganas de una nueva secuela.

Ocurre lo primero. Es decir, que el misterio se revela. Pero una vez que lo hace, la valoración que uno puede tener de Silver Surfer decae, pues, resulta que ni es malo ni es bueno. Es un ser egoísta y su motivación lo es más. Luego cambia de actitud y el motivo de su cambio es quizás peor: no hay en él una reflexión de sus acciones y de su trascendencia en la vida, sino que actúa como lo hace porque Susan Storm le recuerda a su amada.

Esta bien que la belleza de Jessica Alba justifique su presencia en el ecran, pero de ahí a que una terrícola entre miles de millones “mueva montañas” por su belleza, porque justo dio la casualidad que ella y no otra se cruzó en el camino del deslizador de plata, es una exageración bastante gruesa. A todo eso, cabe pensar en los pobrecitos de los miles de billones de seres de otros mundos que no tuvieron la suerte de que su más bella exponente justo se topara con el heraldo de Galactus.

Y si el perfil del Silver Surfer arroja que es –digamos- ambiguo, Galactus es el peor esbozado de todos. Tanto peor que en verdad sobran palabras para delinearlo en estas líneas.

Pero no nos detengamos en los puntos débiles, que ya dijimos que podemos salir del cine con sensaciones más positivas que las de hace dos años. Tal vez convenga más distraernos en otros detalles, como que el cameo de Stan Lee estuvo mucho más gracioso que los que hizo en los largos de sus otros “hijos” superhéroes, o señalar lo extraño que se ve que, al denunciar la tortura como método de los militares estadounidenses, estos tomen la precaución de irse a Siberia para obrar de tal manera.

Si es para buscar nuevos paisajes, el hecho pasa como cuestión de producción, pero con miras a los propósitos del guión, ese viajecito es absurdo. Podemos asumirlo entonces como una pasada en agua tibia de la denuncia, por cuanto que, al no hacerse en “suelo norteamericano”, no puede decirse que las altas autoridades estuvieran enteradas; pero si se toma en cuenta que quien encabeza el operativo es un general y alto funcionario de gobierno, esta afirmación cae en el ridículo.

Dejémoslo ahí. Con el deslizador de plata estos 4 fantásticos patinan menos y mejor que antes.

Los 4 Fantásticos y Silver Surfer es una película de costosos efectos visuales, de modestas pretensiones comerciales, y que cumple mejor que su predecesora como entretenimiento de fin de semana.

BUTACA N° 31

julio 5, 2007

Revista BUTACA│31

Nuevamente aparece en el medio la tan esperada revista de cine BUTACA, que esta vez en su edición N° 31, destaca en su portada al joven realizador Josué Méndez quien próximamente nos sorprenderá con el estreno de su película Dioses.

Butaca llega ahora para ofrecer, como tema principal en esta edición, un amplio panorama sobre la distribución y exhibición cinematográfica planteado desde diferentes perspectivas: la del director, productor, distribuidor, exhibidor, profesores y críticos de cine. Una problemática que sin duda generará la reflexión y el análisis del lector.

Ofrece además una sentida entrevista a Lázara Herrera, quien fuera esposa del desaparecido Santiago Alvarez, destacado documentalista cubano fundador del ICAIC, (Instituto Cubano de Arte e Industria Cinematográficos); una semblanza sobre la obra del realizador Martín Scorsese; Crónicas parisinas: interesante nota sobre la escuela de François Truffaut; una “clase maestra” para realizadores basada en la experiencia del cineasta Akira Kurosawa; un artículo sobre legislación televisiva y cinematográfica en América Latina hecho por el importante realizador argentino Octavio Getino. En nuestra sección Tecnología: un artículo sobre la iluminación y la luminosidad y todo lo referente al NAB 2007 (convención mundial más importante de medios audiovisuales) que esta vez tuvo por nombre: “El destino esencial de los medios electrónicos” y que, entre sus peculiaridades, nos adelanta que muy pronto será posible ver una película a través de nuestros teléfonos celulares. Importante punto a tomar en cuenta por realizadores, distribuidores y exhibidores.

Como ya es habitual la revista trae también el comentario crítico de los filmes más importantes exhibidos en nuestro medio y muchas otras notas de interés.

Blogalaxia Tags: